domingo, 21 de agosto de 2011

REFLEXIÓN



Estos últimos meses, hemos experimentado diversas situaciones en el Estudio, tanto en actividades propias de ¡Ka-Boom!, como en las que nos exige el pertenecer a A.N.I.A.M.E.A.D. (Asociación Nacional de la Industria Audiovisual, Multimedia, Entretenimiento y Arte Digital). El desarrollo de nuestro grupo creativo ha sido largo, cansado, con altas y bajas, sin embargo lo hemos enfrentado con optimismo y un ánimo especial que nos ha dado la fortaleza para no tirar la toalla, y ¿por qué?...porque pienso que la experiencia de haber vivido del cómic realmente desde los años sesenta y las experiencias de vida que hemos tenido, son los ingredientes para poder VER lo que todavía no existe y tener la seguridad de materializar parte de lo que ya ha sido.


Como parte de este camino recorrido, en lo personal, sin meter a los demás K!, cada vez estoy más seguro de mi sendero actual a seguir, no soy patriotero, ni nacionalista de plática de café, pero de verdad creo que si la Naturaleza, el Gran Espíritu, o como quieran llamarle a eso innombrable que nos mueve, nos puso en estas coordenadas geográficas es por algo, ya que donde hay carencias y defectos es precisamente donde hay que operar para poner nuestro granito de arena y ayudar a lograr el bienestar de los que vivan en ese sector.


Como seres espirituales, tenemos consciencia de que este planeta es de toda la humanidad, y las fronteras sólo son conceptos de nuestra primitiva raza, el trabajar en cualquier punto del planeta es parte de la consciencia cósmica, pero hoy por hoy, como el mundo está regido por una mente de tercera dimensión donde el intelecto manda y los límites son parte de la obra de teatro, las reglas del juego no son reales para mi, cuando prefieres sinceramente el beneficio de los demás.


Lo que intento decir es que aunque como artistas del cómic Mexicano, podemos desarrollarnos también en el extranjero, con toda el alma y espíritu deseo siempre trabajar por ese concepto llamado México, y poner como mencioné antes, mi granito de arena para que las nuevas generaciones que deseen quedarse a activar su propia economía y luchar por la producción nacional, puedan encontrar alternativas para su desarrollo y bienestar en su propia casa.


El trabajar en países donde ya hay una industria que funciona desde hace años, para mi (aclaro), ya no tiene un valor importante, ¿qué chiste tiene generar riqueza donde ya la hay?. Mi interior me dice que el verdadero reto es luchar donde NO HAY NADA y todo está contracorriente, en tu propia tierra, ya que hay está el terreno donde debemos sembrar y cosechar, a pesar de los obstáculos y contratiempos para verdaderamente probar si somos tan capaces como nos decimos, o nos dicen, o creemos serlo, en pocas palabras, hacer maravillas con carencias. Muchos desean dibujar Spider Man, Batman o Superman para ser estrellas del cómic internacional y firmar en las convenciones, o salir mencionados en foros de internet. Pero creo firmemente que si luchamos por generar productos propios de calidad y CORAZÓN, cuidando nuestro mercado nacional, estos rebazarán algún día las fronteras humanas y entonces sí lograremos expandernos a otros sectores geográficos, demostrando así mentalidad y creatividad de primer mundo.


Sobrevivir pensando en uno mismo y en tu familia es relativamente fácil, sobrevivir pensando en los demás tiene su chiste, y aquí es donde se marca la diferencia, a algunos les interesa soñar y a otros la practicidad, ambos caminos son respetables, pero por lo menos su servidor desea ser uno con su tierra y regresarle todo lo que le ha dado, cuando menos en el área en la que me desenvuelvo profesionalmente, el hacer comics, animación, diseños de personajes para publicidad y entretenimiento son parte de la generación de contenidos y todos los que nos dedicamos a este arte, debemos estar conscientes de que son productos y como tales valen mucho, generan riqueza y fuentes de empleo, lo cual ya en sí, generan bienestar para los Mexicanos que interactúen en este sector: Editoriales, Escritores, Ilustradores, Diseñadores, Animadores, Programadores, Distribuidores, Imprentas, y que a su vez se crean vínculos para otras industrias como la cinematográfica, la educativa, la turística, la de los parques tecnológicos, etc.


Muchos podrán criticar mi postura, pero no me importa, me siento increíblemente bien.

1 comentario:

Juan Montaño dijo...

Oscar, gracias por compartir esta reflexión, en lo personal es muy emocionante saber que existen personas tan generosas y talentosas como tú en este país, un gran
abrazo