lunes, 1 de julio de 2013

MGK- VESTIMENTAS

 

Un guerrero kundalini vive de actuar, no de pensar en actuar, ni de pensar que pensará cuando termine de actuar. es por eso que el guerrero elige un sendero espiritual y lo sigue, riendo, observando y conociendo silenciosamente y en quietud, sabe por qué ríe, por qué observa y por qué conoce. Al guerrero kundalini no le importa el honor, no le importan los títulos, no le importan las cosas hechas por la mente mecánica, sólo tiene una vida que vivir en armonía con todo lo que le rodea. Para él no existe lo bonito, lo feo, lo máximo, lo mínimo, lo dulce y lo amargo, sólo hay vida, ésta es la vida del guerrero kundalini. Conoce todo porque no se siente importante, tiene la plena consciencia de que es un pequeño punto en la inmensidad del universo y siente tristeza por sus semejantes que se creen superiores por tener mucho dinero, no comprenden que la señal de un hombre no es su vestimenta sino su interior.

Zacek…nunca dependas de las cosas materiales, úsalas, pero no permitas que te usen a tí, la recomendación para los guerreros kundalini es no tener nada material en qué enfocar su poder, sino enfocarlo hacia el espíritu en el verdadero vuelo hacia el infinito. El poder no debe gastarse en trivialidades, la compulsión de poseer y de aferrarse a las cosas es síntoma de una mente nerviosa y ruidosa. Todo aquel que quiere seguir el camino del guerrero, tiene que olvidarse de la idea de que las cosas materiales lo harán feliz.
El camino del conocimiento kundalini es muy difícil cuando no se tiene una mente silenciosa, a veces se camina muy lentamente, sin embargo, todo aquel que sienta en su corazón al todo, evolucionará rápidamente. La sabiduría de el gran espíritu está es nuestro interior y también en el exterior, sólo tenemos que tomar consciencia de esto, sólo debemos mantener la mente quieta, sin opinar, sin preguntar, sin conceptualizar, sin razonar, así, las enseñanzas de cristo, de buda, de los filósofos y de todos los iluminados, serán claras como el agua pura.
Los guerreros kundalini constántemente sufren severas críticas de aquellos que son incapaces de silenciar su mente, pero los ataques del mundo superficial son necesarios para templar nuestro espíritu.