jueves, 22 de agosto de 2013

DOSIS DE NOSTALGIA

 
 
He estado pensando que muchos niños de hoy, por cuestiones de las televisoras que creen que todo debe ser innovación, no están viendo animaciones antiguas de todos los tiempos, fue como hasta los noventas que repetían una y otra vez materiales clásicos, y para acabarla de amolar, cambiaron por completo los canales como Boomerang que para eso se diseñó y Cartoon Network que cuando menos repetían esas animaciones clásicas a parte de las nuevas, pero ahora quieren retacar a los niños de series de la vida real, de escuelas y todas esas cosas, que está bien, pero creo que deben mantener los canales de animación y de series clásicas. Sé que existen, pero ya no en la TV abierta. 
 
 
Aunque suene muy exagerado, creo que esos materiales vistos por lo menos algunas veces por las nuevas generaciones, son los que pueden dar claves para un crecimiento más espiritual para los nuevos chavos, ya que la manera de hacerse era distinta y con más calidad en cuanto a contenido, aunque disfruto también muchas de las nuevas animaciones, en mi opinión, no tienen el feeling de antes y creo que sí es obligación de los medios de comunicación de mantener ciertos contenidos a parte de todo lo novedoso que aparezca. Es parte de la preservación del arte y de los contenidos. Hoy en día muchos niños pequeños ya no saben quienes son ciertos personajes íconos a menos que sus padres se los muestren. 
Estamos perdiendo mucho aunque suene a contradicción por la innovación. Lo nuevo y lo viejo deben mantenerse en equilibrio y juntos para que por muchos años se disfruten.